Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia

En el marco del 24 de marzo, Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, es importante reflexionar sobre uno de los capítulos más oscuros de la historia contemporánea de Argentina. Esta fecha conmemora el golpe cívico-militar perpetrado en 1976, que dio inicio a una dictadura que dejó un saldo de miles de desaparecidos, torturados y exiliados.

Este día nos invita a recordar y rendir homenaje a todas las víctimas del terrorismo de Estado, así como a sus familias, que han luchado incansablemente por la justicia y la memoria. Es un momento para honrar la valentía de aquellos que resistieron y denunciaron los crímenes de lesa humanidad cometidos durante ese período oscuro de nuestra historia.

A lo largo de los años, el 24 de marzo ha adquirido una relevancia aún mayor, convirtiéndose en un símbolo de la lucha por los derechos humanos, la democracia y la justicia social. Es un día en el que debemos reafirmar nuestro compromiso con la defensa de los valores democráticos y la protección de los derechos fundamentales de todas las personas.

A pesar del tiempo transcurrido, es fundamental mantener viva la memoria colectiva, para que las atrocidades del pasado nunca se repitan. La memoria nos permite comprender nuestro presente y construir un futuro basado en el respeto, la tolerancia y la solidaridad.

En este día, renovamos nuestro compromiso de seguir trabajando por una sociedad más justa e inclusiva, donde los derechos humanos sean respetados y protegidos en todo momento. Recordar el pasado nos fortalece en la lucha por un futuro mejor para todos.

Sigamos adelante con determinación, porque la memoria nos enseña que nunca debemos bajar los brazos en la defensa de la dignidad humana y la justicia.